Archivos Mensuales: enero 2015

Israel: Un aliado desleal

Una vez más, ha vuelto a ocurrir. Otro soldado asesinado por quien, en teoría, era su aliado. Ayer, en un acto tan lamentable como rastrero, Israel asesinaba en el Líbano a un militar español, el cabo Francisco Javier Soria Toledo.

Lo que en principio parecía un accidente, en parte por la falta de información certera y en parte por el interés en desinformar de los principales medios de comunicación, se está revelando como un asesinato en toda regla.

Según la versión oficial, el suceso se produjo cuando el ejército israelí llevó a cabo una ofensiva contra milicias de Hizbulá que previamente habían atacado un convoy israelí causando la muerte a dos de sus soldados. Dichas milicias se encontraban cerca de la zona donde opera la UNIFIL, la Fuerza Provisional de las Naciones Unidas en el Líbano, y donde se encontraba el cabo español.

Israel Asesina Soria Toledo

Una vez que se ha empezado a investigar el suceso, se han detectado graves anomalías, lo que hace pensar que pudiera tratarse de una acción premeditada cuyo objetivo no era ni más ni menos que presionar a la ONU para que procediese a retirar las tropas internacionales y la prensa de esta región. De esta forma, las fuerzas de Israel podrían actuar a su antojo sin que la comunidad internacional pudiese comentar nada al respecto y sin que se generase una opinión pública contraria a ellos.

Las anomalías principales consisten en haberse saltado el procedimiento de actuación y haber impedido a los Servicios de Emergencias la evacuación a tiempo. Por una parte, el procedimiento de actuación indica que cada vez que Israel decide emprender una campaña militar, debe avisar previamente a la ONU. Y en este caso parece que no ha sido asi, pues UNIFIL no tenía constancia de ningún aviso.  Por otra parte, una vez que el soldado español fue herido, se avisó a las fuerzas israelís para que llevasen a cabo un alto el fuego momentáneo y permitir así su evacuación. Sin embargo, Israel hizo caso omiso y continuó su ofensiva, impidiendo a los Servicios de Emergencias evacuar al herido, que acabó falleciendo poco después.

Todo esto nos hace llegar a la conclusión de que se trata de un asesinato premeditado. Además, los antecedentes de Israel en este sentido son claros. Por poner algunos ejemplos relativamente recientes, en Julio de 2014 Israel atacó una escuela de la ONU y varias sedes de prensa internacional durante su ofensiva en Gaza, algo que ya había hecho previamente en Enero de 2009.

Sin embargo, el caso de deslealtad y traición mas escandaloso y grave tuvo lugar el 8 de Junio de 1967, durante la Guerra de los Seis Dias, cuando el ejército israelí atacó deliberadamente el USS Liberty, un buque de su aliado americano que se encontraba en aguas internacionales. El atentado causó la muerte de 34 marineros y dejó heridos a otros 172.

Israel USS Liberty Tumbas

Inicialmente, la versión oficial de Israel fue que se trató de un accidente, al no reconocer al buque como estadounidense. Sin embargo, poco antes del atentado, varios aviones sobrevolaron el desprotegido buque haciendo labores de reconocimiento. Las grabaciones de las conversaciones por radio entre los pilotos israelís demostraron que sabían perfectamente que se trataba de un buque americano.

A las 14:00 horas aparecieron otros aviones israelís que bombardearon el buque desde el aire, así como tres barcos que lanzaron un total de seis torpedos contra el USS Liberty. El ataque dejó al barco en grave peligro de hundimiento, por lo que el capitán dio la orden de preparar el abandono. El atentado solamente dejó en buen estado tres botes salvavidas, por lo que situaron en ellos a tantos heridos como fue posible, lo que dificultó notablemente la escapada. Sin embargo, cuando parecía que los heridos podían estar a salvo, los barcos israelís decidieron atacar los botes salvavidas, hundiendo dos de ellos y reteniendo el otro. Estaba claro que su objetivo era que no quedasen supervivientes ni testigos de la masacre.

Israel USS Liberty

El USS Saratoga, otro barco de la flota americana, se encontraba a 15 minutos del suceso y, al recibir los SOS del USS Liberty, decidió ir en su ayuda, poniendo en marcha las operaciones de rescate. Sin embargo, debido a unas extrañas órdenes procedentes de Washington, el rescaté se paralizó y las víctimas fueron  abandonadas a su propia suerte. Casualmente, uno de esos mensajes de apoyo del USS Saratoga fue interceptado por los israelís, que ante la posible llegada de apoyo, decidieron dar por finalizado el ataque y huir. Esta casualidad evitó que todos los marineros muriesen bajo el fuego “amigo”. Sin embargo, no se permitió que la ayuda al USS Liberty llegase hasta pasadas dieciocho horas después del ataque, a pesar de encontrarse a solamente 15 minutos.

Esta traición, tanto de Israel hacia Estados Unidos, como de Estados Unidos hacia sus soldados, todavía perdura en la memoria del pueblo norteamericano, pues se trata de un episodio vergonzoso que demuestra la total sumisión de este país a Israel.

 A partir de ese momento el pueblo americano empezó a cuestionarse si el apoyo incondicional a Israel era estratégicamente beneficioso para Estados Unidos. Pero los sucesivos gobiernos americanos, en lugar de tomar decisiones lógicas al respecto, hicieron cada vez mas fuerte su apoyo a los sionistas, incrementando año tras año la ayuda económica y militar, y llegando a iniciar numerosas guerras y campañas militares en Oriente Medio que solo beneficiaban a Israel.

Israel USS Liberty Cartel

Obviamente, estas guerras libradas por Estados Unidos han arrastrado al resto de sus aliados, principalmente a los países europeos, que han tenido que dedicar recursos y hombres en conflictos que no les beneficiaban en absoluto.

El apoyo a Israel en Oriente Medio han deteriorado las relaciones de Occidente con el mundo árabe, provocando una transformación radical del status quo de la región que ha tenido consecuencias catastróficas, pues han provocado el fin de los regímenes laicos en los países árabes (Libia, Irak, Egipto…) y ha radicalizado la región.

Esta radicalización del mundo árabe beneficia exclusivamente a Israel, pues genera un sentimiento antiislámico en Occidente que otorga a Israel el pretexto para atacar a sus enemigos indiscriminadamente. Esto explica el motivo por el que grupos integristas radicales como el Estado Islámico sean creaciones de Occidente y reciban importante financiación y armamento.

La conclusión de todo esto es que Estados Unidos y sus aliados han puesto el dinero y los muertos, mientras que Israel ha recogido los beneficios. Tal es el grado de sumisión de Occidente que Israel no tiene problema en atacar a sus aliados cuando lo considera oportuno. Y ante estos ataques, los dirigentes occidentales cierran la boca, pues saben que no esta bien morder la mano que les da de comer. Y lo que es peor, tampoco pueden arriesgarse a que los líderes de Israel les acusen de antisemitismo.

Es hora de que Occidente se replantee su estrategia geopolítica. Mientras no dejemos de apoyar a un aliado desleal, traidor y criminal, seguiremos derrochando recursos y vidas en beneficio de Israel. Y esto, tarde o temprano, supondrá nuestro colapso.

Si te gusta, comparte!

Anuncios

El Estado es la Razón; la Patria el Corazón

Estamos acostumbrados a ver y a oír como los políticos y otros individuos expertos en todología cacarean en los grandes medios de comunicación intentando convencer a un público ya convencido de que sus propuestas son las más adecuadas para el buen funcionamiento de un país. Aunque en un principio pueden parecer muy variadas y aparentemente dispares no dejan de ser los mismos engranajes, resortes, de un sistema polarizado con multitud de ramas secas.

¿Quiénes tienen razón? ¿Acaso alguno la tiene? La respuesta es sencilla. Todos tienen razón, cualquier alternativa (aunque sea moderada o reformista)  puede funcionar si se aplica correctamente. ¿Cuál es el problema en este país? El arraigado sectarismo endémico que hace, que nos hace, creer que nuestro sistema es el mejor y va a funcionar porque desde el corazón estamos firmemente convencidos sobre ello. Es magnífico, no, es necesario, tener férreas convicciones sobre nuestra cultura, nuestro pasado, nuestra gente y sobre todo, el legado que vamos a dejar.

Todo ello, todas esas corrientes pasionales, no pueden ni deben mezclarse con las estructuras estatales. Esas características intrínsecas de cada pueblo del mundo se han de reproducir en la patria, un ente espiritual que alberga el ethos de los pueblos. No debemos caer, de nuevo, en el error de confundir la patria con la nación. En la práctica tienden a confundirse y a entremezclarse y en rara ocasión tienden a confluir y a mostrar lo mismo. La nación como invento burgués del XIX, inacabada en nuestro país, con la vertiente romántica de la primera mitad del siglo y la imperialista, belicosa y fratricida que se originó desde entonces hasta la Gran Guerra.

Patria y Estado 3

Esas naciones que buscaron más territorios, más producción, más riquezas o simplemente más prestigio obligaron a identificar a las personas con una tierra, con unas propiedades, en definitiva con lo material, a adscribirlas como si de vulgares siervos se trataran en un neo-servilismo capitalista.

Hemos de desprendernos de esas ideas para abrazar una nueva, muy vieja en realidad, concepción que nos permita adaptarnos al devenir de los tiempos. Una Europa llena de patrias que hay que conservar enmarcadas en una Patria Grande, a imitación de la idea que mostró el intelectual argentino Manuel Baldomero Ugarte para Iberoamérica pero aplicado en Europa. ¿Y el estado?

Guste o no tiene que seguir principalmente criterios tecnificados y racionales. Un estado fuerte y bien estructurado es el sostén de la patria. Ambas deben complementarse para garantizar el bienestar de sus ciudadanos, que debe ser el fin primero y último de la política. Un ejemplo claro y siempre controvertido es el tema de la inmigración. Podemos argumentar teórica, racional, económica o sociológicamente un control férreo de las migraciones. Pero también podemos apelar al sentimiento o a la identidad cultural para defender nuestra postura. En ese caso la razón y el corazón irían unidos.

Es posible que “racionalizar el estado” sea un término que recuerde en demasía al siglo XVIII y a las políticas ilustradas, pero actualmente ha de adquirir un nuevo significado para garantizar la sostenibilidad estatal. El armazón estatal como protector de la patria. También hay que tener en cuenta que el ethos de lo último no es inmutable, no es estanco, varía tanto por causas endógenas como exógenas, en mayor o en menor medida.

¿Es positivo o negativo? Ninguna de las dos, es algo que ocurre estemos de acuerdo o no. Viene determinado por la vigorosidad de un pueblo que está marcada por la dirección (¿direcciones?) que elija intentando que cada nueva generación sea mejor, o por lo menos continúe el camino, de la anterior. El estado debe estar dirigido de tal forma que garantice el bien común de la mayoría. Por su naturaleza no suele atender a otros criterios. Tampoco debe hacerlo ya que no tiene otra función. Entra en este campo los políticos, burócratas, funcionarios y demás individuos o grupos sociales dependientes directamente del estado. Personas que han de entender que trabajan para su pueblo, no para el estado físico ni para el enriquecimiento personal. En caso contrario deber ser juzgados por el imperio de la ley, sin ninguna vinculación política, económica, clientelar o similar.

Patria y Estado 2

La separación total de la justicia con el poder estatal permitiría la correcta aplicación de la ley. En los casos más severos en donde se atente contra la patria a través del estado (corrupción en todas sus vertientes, agudizadas desde la vuelta a la democracia) se han de estipular como delitos de lesa majestad. La corrupción estatal como el mayor crimen, máximo exponente del individualismo que afecta y destroza toda la sociedad y el bien común.

¿Cómo se puede solucionar estas inclinaciones naturales del hombre? Haciendo la política poco atractiva económicamente estableciéndola como un oficio por vocación. Al mismo tiempo aplicando un control periódico al funcionariado y a todos los integrantes de la administración.

La razón protege el corazón. El corazón bombea la razón.

Texto escrito por David Vioque para Cultura y Geopolítica

El Bitcoin: La moneda del Nuevo Orden Mundial

En los últimos años, sobre todo desde que la mal llamada crisis económica golpease duramente a los países occidentales, los sistemas monetarios alternativos han logrado un importante desarrollo. La mayoría de ellos son iniciativas locales que persiguen un objetivo de beneficio social mediante la eliminación de los problemas que generan los sistemas monetarios tradicionales, mientras que otros son sistemas diseñados para favorecer la implantación de un único mercado global.

La economía digital está jugando un papel fundamental en la implantación de este mercado global. Las estructuras nacionales han sido totalmente superadas y los consumidores ya pueden hacer sus intercambios comerciales directamente con personas y entidades de cualquier punto del planeta. Sin embargo, era incoherente que un supuesto mercado mundial siguiese funcionando con monedas nacionales, puesto que ponía de manifiesto las limitaciones del globalismo.

Con el propósito de superar esta limitación nació Bitcoin, una moneda digital creada para ser utilizada en los intercambios comerciales a través de Internet. Como cualquier sistema monetario actual, el principal respaldo de Bitcoin es la confianza de los ciudadanos en ella. Lo curioso de esta moneda, y lo que todavía hace desconfiar a algunas personas, es que esta moneda no es emitida por ningún banco central.

¿Quién emite entonces esta moneda? Esta moneda es emitida por diversas plataformas digitales que se dedican a la compra-venta de Bitcoins. Al no existir una única entidad emisora oficial, como pudiera ser un Banco Central, nos encontramos ante un sistema monetario descentralizado, lo que le otorga unas características peculiares. Y al contrario que las monedas nacionales, las cuales pueden ser emitidas por decisión del banco central correspondiente, el Bitcoin no se crea gratuitamente, sino que su creación responde exclusivamente a un intercambio por otra moneda. Es decir, para poder emitirlos es necesario que alguien los compre con euros, dólares o cualquier otra moneda aceptada. A su vez, una persona que ya posee Bitcoins, puede transformarlos en cualquier moneda oficial mediante su venta.

Bitcoins

Su descentralización, aunque le otorga importantes ventajas frente a los sistemas centralizados, también ha sido la causa de sus principales problemas. En sus comienzos se produjo la desaparición de diversas plataformas, lo que provocó importantes pérdidas a los usuarios que habían operado a través de ellas. El caso más sonado fue el de Mt. Gox, que provocó la desaparición de más de 850.000 Bitcoins.

La primera vez que compramos Bitcoins la plataforma de compra-venta nos crea una cuenta en los llamados “monederos virtuales”, y todas las operaciones que vayamos haciendo a partir de ese momento estarán vinculadas a esa cuenta.

En lo que respecta al tipo de cambio del Bitcoin, es decir, el precio al que se compra y vende, este depende exclusivamente de la oferta y la demanda, lo que hace que tenga una cotización propia y, por tanto, sea una moneda con un tipo de cambio flexible. Debido a sus características (cotización propia, fácilmente comercializable, alto volumen de negocio diario), se ha convertido en una importante fuente de especulación, dando lugar a diversas burbujas que tras su explosión han provocado graves pérdidas a unos usuarios y pingües beneficios a otros.

Bitcoin Cotizacion

Gráfico de cotización de Bitcoin/USD de los últimos 2 años

Aquí reside la principal crítica al Bitcoin por parte de las personas interesadas en desarrollar sistemas monetarios alternativos de carácter social, en los que el dinero no tenga valor en sí mismo, sino que su valor resida exclusivamente en ser un mero medio de pago. Al tratarse de una moneda de reconocimiento mundial, con su propia cotización, acumulable, comprable y vendible, está acentuando los problemas de los sistemas monetarios oficiales.

Por el contrario, sus defensores reconocen que su principal éxito, mas allá de su idea revolucionaria, es que ha sido aceptado por muchos portales de venta como un medio de pago más, lo que le ha otorgado verdadera legitimidad. Otras de las ventajas  que ofrece a los usuarios es que al ser reconocido como un medio de pago válido en cualquier parte del mundo, se pueden llevar a cabo intercambios comerciales sin necesidad de hacerlos en dólares, facilitando las transacciones y evitando el riesgo asociado al cambio de moneda y los tipos de cambio.

El desarrollo de Bitcoin ha dado lugar a un curioso sistema de préstamos basados en la confianza y en la reputación de los usuarios, dotandolo de una verdadera fuerza social y le ha otorgado la capacidad de mostrarse como una alternativa al sistema bancario tradicional.

No obstante, lo que parecía ser una alternativa verdadera a la banca tradicional usurera, va camino de quedarse en nada. Diversos bancos y grandes corporaciones han optado por adquirir las plataformas de emisión, lo que les otorga el poder de crear la moneda y el beneficio derivado de las operaciones de compra-venta. Recientemente el BBVA ha comprado Coinbase, la mayor plataforma de Bitcoins del mundo, por 75 millones de Euros.

Por todo lo expuesto anteriormente se puede decir que el Bitcoin, a pesar de nacer con la idea de ser una moneda digital de carácter mundial dedicada a la economía productiva, se ha convertido en una mera fuente de especulación, lo que ha alejado a los usuarios que solamente tenían interés en utilizarla como un mero medio de intercambio de productos. El hecho de estar controlada por bancos y grandes corporaciones solo hace prever que esta tendencia se acentuará y se agravará con el paso del tiempo, perdiendo todo el carácter social que pudiera tener inicialmente.

En lo que respecta a los Estados, el Bitcoin provocará graves consecuencias que acelerarán su desmantelamiento. Los usuarios, al tener más facilidad para comerciar con cualquier parte del mundo, recurrirán a los puntos más remotos del planeta para adquirir sus productos al precio más bajo, lo que agravará el proceso de deslocalización de empresas que ya ha destruido gran parte del tejido industrial europeo.

Sin lugar a dudas, el Bitcoin es el símbolo del mundialismo, de la globalización, de la economía especulativa y de la alta finanza: la moneda del Nuevo Orden Mundial.