Globalización y Sociedades Tradicionales: El pueblo Masai

El hecho de conocer de primera mano tribus y pueblos ancestrales es una experiencia inolvidable para todas aquellas personas que creen en el tradicionalismo y en la preservación de la diversidad étnica y cultural del mundo.

En una época en la que la globalización amenaza la diversidad cultural bajo la imposición de un único estilo de vida en todos los rincones del mundo, es interesante saber que existen pueblos que se niegan a ser sometidos y que luchan por conservarse fieles a su cultura y tradiciones.

La lucha de estos pueblos se basa en superar las adversidades que les plantea a diario la postmodernidad. El progreso y la destrucción de sus hábitats naturales dificultan e impiden su estilo tradicional de vida, poniéndolas en grave riesgo de desaparecer a medio o largo plazo.

Estas “naciones étnicas” están integradas dentro de estructuras sociales más complejas, formando parte de naciones políticas, en las que no dejan de ser una minoría insignificante en términos cuantitativos. Por eso, con frecuencia los intereses de las naciones políticas son radicalmente opuestos a los intereses de las tribus, a las que no les queda más remedio que resignarse. Por un lado, los sistemas educativos estatales contrastan con la educación tribal, donde el conocimiento es transmitido de generación en generación y tiene un carácter “no científico”. Por otra parte, las leyes del estado frecuentemente se oponen a las prácticas tribales, por lo que se ven forzados a abandonar ciertas tradiciones milenarias que se acaban perdiendo definitivamente. Por otra parte, la industrialización y la reconversión sectorial de la economía de estos países dificultan su sostenibilidad económica, siendo (en términos económicos) una carga para el resto de los ciudadanos de esos estados.

En lo que respecta a la destrucción del entorno, constantemente se eliminan áreas naturales para construir urbanizaciones,  poblaciones, complejos turísticos o centros industriales, acabando con una gran parte de la fauna y la flora local. Este hecho hace que sus recursos sean cada vez más escasos. Los pastos y terrenos dedicados a la ganadería se reducen, limitando sus posibilidades alimenticias. Además, animales que necesitan grandes extensiones de terreno para sobrevivir se ven ahora en peligro y su población se reduce año tras año, lo que genera un grave desequilibrio ecológico.

Por todo ello, muchas sociedades tribales se han visto obligadas a abrazar algunos aspectos de la modernidad para utilizarlos como el único medio posible de subsistencia. Sabiendo ellos mismos que son sociedades únicas en el mundo, han sido conscientes de su valor y de su atractivo para los ciudadanos de cualquier parte del mundo.

De este modo, además de dedicarse a sus tareas tradicionales, han sabido dirigirse al turismo, sector que les reporta cada año grandes beneficios, siendo uno de los principales atractivos de los países en los que residen. Al conseguir solvencia y eficiencia económica, pasan de ser una carga para el estado a ser una fuente de ingresos verdaderamente alta. Así, los políticos y el conjunto de los ciudadanos en general se han dado cuenta de su importancia para la economía nacional y el desarrollo del país, por lo que velarán por los intereses de las tribus y por mantener sus costumbres y tradiciones.

Sin embargo, esta reconversión al turismo tiene un precio muy alto, sobre todo en lo que se refiere a autenticidad. En primer lugar, las tribus adoptan un carácter mercantil que contrasta con su tradicional desprecio por el dinero y los bienes materiales. En segundo lugar, están gravemente influidos por la influencia extranjera, llegando incluso a dominar idiomas tan extraños para ellos como el inglés, el español o el alemán. Y por último, su estilo de vida se teatraliza, dado que se enfoca a recrear espectáculos diseñados para el turista que distan mucho de su conducta habitual.

El pueblo Masai

Uno de los pueblos tribales más afamados es el Masai, localizado geográficamente en el Sudoeste de Kenia, concretamente en la Reserva Nacional Masai Mara, una zona privilegiada con una gran biodiversidad.

Pueblo Masai

Sin lugar a dudas, se trata de un entorno de una riqueza natural incalculable. El paisaje corresponde a la típica sabana africana, extensas llanuras con mucho follaje y escasez de árboles, generalmente acacias, en el que conviven una gran cantidad de especies animales.

El pueblo Masai está fuertemente arraigado a esta tierra, lo que demuestra una vez más la importancia del vínculo etnia-territorio. Se dedican al pastoreo, tanto ovino como bovino, y su alimentación se basa principalmente en productos lácteos, carne e infusiones hechas con diversas plantas de la región.

Pueblo Masai 7

Se trata de sociedades con una organización muy bien definida. El papel de la mujer es fundamental, pues soporta la mayor parte del trabajo. Aparte de dedicarse al cuidado de los niños, a la confección de diversos artículos y a la construcción de las cabañas en las que viven, también se dedican al pastoreo. El papel del hombre se reduce a la caza y a la celebración de rituales.

  Pueblo Masai 9

En lo relativo a la religión, mantienen su fe tradicional. Se trata de una creencia pagana de carácter politeísta. Sin lugar a dudas, la religión es una cuestión fundamental para ellos, ya que a través de ella dan explicación a los fenómenos naturales. Tienen una serie de ritos, como la circuncisión masculina, que tiene lugar a los 14 años, y que simboliza el momento en el que los niños pasan a ser considerados jóvenes guerreros. Antiguamente, en este momento los niños tenían que salir, acompañados por otros compañeros, a matar un león con sus propias lanzas. Sin embargo, la caza de los leones está prohibida actualmente en la región, por lo que este rito ha dejado de practicarse.

También practican la ablación femenina, una práctica bastante criticada por la comunidad internacional. Aunque, según ellos, se trata de una práctica voluntaria, lo cierto es que las mujeres que no se someten a ellas son socialmente repudiadas.

La organización familiar también ha sido objeto de duras críticas. Se trata de una sociedad polígama, donde el hombre puede tener varias mujeres, mientras que las mujeres solo pueden tener un marido. Cada mujer vive en su propia casa, la cual ha sido construida por ella misma, mientras que el marido no tiene casa propia. Así, el hombre duerme cada noche en la casa de alguna de sus mujeres. La única “norma” existente al respecto, el que el hombre debe tratar de ser equitativo en el tiempo dedicado a sus mujeres.

A pesar de esta apariencia tradicional, el pueblo Masai se ha visto gravemente afectado por la modernidad, hasta el punto de haber cambiado radicalmente el sentido de su vida. La principal fuente de ingresos del pueblo Masai es el turismo. Cada año son numerosos los turistas que viajan a esta región de Kenia para hacer safaris y para visitar estos poblados. Aparte del precio que se paga por la visita, se dedican a vender objetos hechos por ellos, como collares, pulseras y otros complementos.

Cuando te adentras en la región Masai, llama la atención la cantidad de residuos y basura esparcida por el suelo, rompiendo la armonía de este pueblo con la naturaleza. Una vez dentro de un poblado típico, la apariencia es radicalmente distinta, bastante más cuidado, como si estuviese preparado especialmente para el turista. Allí todo es muy teatral, pues hacen diversas exhibiciones, cantos y danzas tradicionales, te explican como hacer fuego, te enseñan sus cabañas, te relatan su forma tradicional de vida y te intentan vender alguno de sus artículos a un precio negociable. Eso sí, todo ello en un inglés muy preciso y correcto.

Pueblo Masai 6

Por todo ello se puede decir que el pueblo Masai, a pesar de mantener algunas costumbres tradicionales, ha perdido toda su autenticidad, pasando a ser un pueblo que vive por y para el turismo.

Sin lugar a dudas, la globalización está acabando con las últimas sociedades tradicionales del planeta, lo que viene a ser una gran tragedia para la cultura y la diversidad humana. Por eso, o acabamos con este sistema tiránico pronto, o el sistema acabará con nosotros, con la esencia del hombre, que en pocas generaciones habrá borrado todo rastro de su existencia en armonía con la naturaleza.

Pueblo Masai 4

Texto y fotografías originales de Cultura y Geopolítica

Si te ha parecido interesante, comparte!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s