James Traficant: Vida y muerte del último patriota americano

En ocasiones, la forma de morir de una persona es la metáfora de su propia vida. En el caso de James Traficant fue así, no cabe duda. El pasado 27 de Septiembre, tres días después de sufrir accidente de tractor mientras trabajaba en la granja de su hija, James Traficant fallecía en un hospital de Ohio, a la edad de 73 años. Inicialmente se especulaba con que el accidente podía haber ocurrido tras haber sufrido un infarto, pero el forense descartó esta posibilidad. El caso es que, por motivos desconocidos, el tractor volcó y aplastó a Traficant, causándole lesiones que finalmente fueron letales.

Featured image

James Traficant fue un personaje peculiar en la vida política americana. A lo largo de su carrera política (fue congresista por el estado de Ohio desde 1985 hasta 2002) los éxitos y los escándalos se alternaron constantemente. La realidad es que Traficant era un político apreciado por sus ciudadanos, hecho que significa mucho teniendo en cuenta el desprestigio social con el que cuentan los políticos en la actualidad. Su fama se forjó gracias a sus impactantes discursos de 1 minuto en el congreso, los cuales trataban cuestiones de interés desde un punto de vista crítico y con un estilo enérgico y agresivo. Adoptó el lema “beam me up”, sacado de Star Trek y que puede ser traducido como “teletransportame hacia arriba” o “ayúdame a subir”, dando a su personaje un toque de originalidad que le diferenciaba del resto.

Aunque inicialmente contaba con numerosos partidarios, Traficant vio cómo el mundo de la política le dio la espalda a raíz del caso John Demjanjuk en 1993. Cuando Demjanjuk fue acusado falsamente de ser “Ivan el Terrible”, un supuesto sanguinario SS encargado de asesinar a decenas de miles de judíos en el campo de Treblinka, James Traficant decidió asumir su defensa, lo que equivaldría a firmar su condena a muerte en el mundo de la política.

Featured image

A raíz de esto, los escándalos empezaron a salpicar la vida de Traficant, que constantemente era acusado de corrupción (sobornos, chantajes, evasión de impuestos, relaciones con la mafia, etc.). Tras haber llevado su propia defensa en numerosos juicios donde no se había podido demostrar nada de esto, en 2002 es condenado a prisión, donde permanecerá encerrado hasta 2009.

En Septiembre de 2009, una semana después de su salida de prisión, Traficant vuelve a convertirse en objeto de actualidad tras una polémica entrevista llevada a cabo por Greta van Susteren emitida en el canal Fox News. En dicha entrevista, Traficant afirma que es inocente y se le condenó injustamente, pone de manifiesto que la política exterior norteamericana está en manos de los sionistas, que las campañas de Oriente Medio son perjudiciales para Estados Unidos y que no descarta volver a la política.

En los siguientes enlaces se muestra la transcripción integral de la entrevista y el video de la entrevista, ambos en inglés. Algunos de los fragmentos más interesantes de la entrevista son expuestos a continuación:

“Me convertí en el objetivo número uno del AIPAC (Comité de Asuntos Políticos Americano-Israelí) y del Departamento de Justicia.

“Yo conseguí traer a John Demjanjuk de Israel. No solo demostré que era inocente, sino también quien era “Ivan el Terrible” en realidad. Los documentos demostraban que “Ivan el Terrible” era una persona llamada Ivan Marchenko, por lo que tuvieron que soltar a Demjanjuk. Cuando se permite que se violen los derechos de un americano, estas amenazando los derechos de todos los americanos. Y no puedo soportar que nadie en el Congreso haya dicho una sola palabra al respecto.

“Israel tiene un poder absoluto sobre el gobierno americano. Ellos controlan el Congreso y el Senado. Ellos nos han metido en guerras que a nosotros no nos interesan.”

“Lo que tú llamas rencor hacia los israelís (en respuesta a la acusación de la presentadora), no es rencor en realidad. Lo que yo digo es una afirmación objetiva que nadie se atreve a hacer. Estamos desarrollando la política de Israel y todo el mundo tiene miedo de decirlo. Ellos controlan los medios de comunicación, la mayor parte del comercio del país y ellos son los dueños del Congreso.”

“No, no soy un antisemita (en respuesta a la acusación de antisemitismo por parte de la presentadora). Pero sé que me van a acusar de serlo. Lo que yo soy es un americano. Yo creo que lo primero es América. Y en Oriente Medio tenemos una política favorable a Israel que esta alienando a los árabes, los cuales no tienen forma de luchar, y lo que están haciendo, como ya lo predije en su momento, es exportar la violencia a América.”

“Si América no es capaz de recuperar su soberanía y eliminar toda influencia externa, América correrá un grave peligro.”

Como era de suponer, los días posteriores a la entrevista se generó un gran revuelo y una gran polémica en torno a Traficant, que fue acusado de antisemita. El hecho de verse apoyado por un sector importante de la población le anima a seguir en política, presentándose como candidato independiente al Congreso por el estado de Ohio, pero tras ser derrotado en la campaña, decide retirarse definitivamente de la política.

Cuando la muerte vino a buscarle a los 73 años, él seguía trabajando por los suyos. No sabía hacer otra cosa, pues era lo que siempre había hecho.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s